El fraude de las Emisiones Preferentes

CUIDADO CON LAS EMISIONES PREFERENTES El peligro de lasemisiones preferentes o nuevo fraude bancario. Las emisiones preferentes son un hibrido entre acciones y deuda privada. Estas no tienen ningún tipo de garantía, son perpetuas ya que el banco las amortiza cuando le conviene, llegando a tardar más de diez años. Si el banco no obtuvo ganancias durante ese año no pagara el cupón con los intereses, perdiéndose así la ganancia prometida. Para captar a pequeños ahorristas ofrecen intereses fuera de mercado. Tomando en cuenta que un plazo fijo hoy pagaría un 3% las emisiones ofrecen un 7%. Se están ofreciendo estos productos financieros a clientes sin cultura financiera ya que los fondos de inversión ni las compañías de seguros no los compran debido al altísimo riesgo y a la poca transparencia. En caso de que quieran venderlos en el mercado solo pagarían entre el 50 % y el 80% del capital invertido. Un ejemplo claro es el del banco Popular que en el año 2006 coloco 300 millones de euros en emisiones ofreciendo el 4.9% anual a cinco años y hoy el valor de las emisiones es de 25 céntimos por euro invertido esto quiere decir que si invirtió 10.000 € en emisiones hoy solo tiene 2.500 €. La CNMV quien tiene que regular los productos financieros y proteger a los ahorristas hace la vista gorda avisando de los peligros de las emisiones preferentes cuando el Banco Santander acaba de cerrar la emisión dejando a miles de ahorristas atrapados en esta trampa financiera. Ahora solo les queda rezar para que el banco no tenga perdidas y que dentro de cinco años se le antoje de amortizarlas. Si esta dispuesto a correr todo este riesgo le sugiero que le haga las siguientes cinco preguntas a quien se las ofrezca: PRIMERA PREGUNTA QUE DEBE HACERLE AL COMERCIAL: ¿Cobraré seguro ese cupón del 6% ó 7% y los sucesivos de euribor más equis? No le puede decir que sí. Ese cupón solo se cobrará si la entidad tiene beneficios. Si el comercial insiste, dígale que le enseñe la parte del contrato en la que aparece eso por escrito. SEGUNDA PREGUNTA QUE DEBE HACERLE AL COMERCIAL: ¿Seguro que podré recuperar mi inversión a los cinco años de forma irrevocable? Si le dice que sí, se estará equivocando. El banco simplemente se reserva la opción de amortizar esa deuda a los cinco años, pero no tiene ninguna obligación de hacerlo. De hecho, si las cosas van mal dadas y la situación económica no mejora, hay riesgo de que la entidad decida no amortizarlas. Como ya ha sucedido en alguna ocasión. TERCERA PREGUNTA QUE DEBE HACERLE AL COMERCIAL: Si quiero vender esos títulos en el mercado secundario antes de cinco años -porque necesite el dinero, por ejemplo-, ¿recuperaré seguro el 100% de lo invertido? De nuevo, no le podrá decir que sí, ya que esos títulos, una vez salgan a cotizar al mercado perderán buena parte de su valor. Últimamente, los bancos han estado recomprando participaciones preferentes a sus clientes a un 30% o un 40% de su valor inicial. Además, es un mercado poco líquido y nadie le garantiza que vaya a haber un comprador. El comercial tal vez le diga que no se preocupe, que en caso de necesitar ese dinero, la entidad se comprometerá a recomprarle esa participación si usted quiere. En ese caso, pídale que se comprometa a ello por escrito, porque los contratos estándar de este tipo de activos eximen a la entidad de cualquier obligación. CUARTA PREGUNTA QUE DEBE HACERLE AL COMERCIAL: En caso de impago de la entidad, ¿en qué lugar jerárquico están los titulares de participaciones preferentes? La única respuesta que le puede dar es la de “en penúltimo lugar”, solamente por delante de los accionistas y por detrás del resto de tenedores de deuda. Es decir, que en caso de liquidación, usted es el penúltimo para recuperar su dinero. QUINTA Y ÚLTIMA PREGUNTA QUE DEBE HACERLE AL COMERCIAL: ¿Esto de las participaciones preferentes no es una deuda perpetua que usted contrae conmigo y que, si no quiere, no tiene ninguna obligación de devolverme? Solamente le puede decir que así es. Le dirá que no se preocupe, que seguro que se amortizará a los cinco años. De nuevo, pida un compromiso por escrito de todo eso. Si no, donde dijeron digo, dentro de cinco años podrán decir diego. Y usted, no podrá reclamar nada El dinero no crea dinero ni los banqueros son alquimistas hoy estamos pagando con esta crisis los que ganaron dinero especulando. Invierta en Bonos del Tesoro que ese dinero va para obras y para producción.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: