Archive for 21 septiembre 2009

La Salud pública de gestión privada no funciona

septiembre 21, 2009

Es rentable un sistema de salud publico gestionado por empresas privadas? O es un turbio negocio entre políticos y grupos de empresas? El 8 de Diciembre de 2008 en el periódico El País salió un reportaje  que le hicieron a Sally Ruane famosa economista Británica que realizo un estudio sobre el impacto económico de la gestión de hospitales públicos por empresas privadas en Inglaterra. En este país, pionero en este tipo de gestión, tienen 80 proyectos en marcha desde hace 15 años y 40 proyectos en preparación. Se calcula que la deuda acumulada hasta el año 2014 será de 114 000 millones de euros que tendrán que pagar durante los próximos 40 años. En España más precisamente en Madrid la Sra. Esperanza Aguirre está aplicando el mismo sistema que consiste en lo siguiente, una empresa privada construye el edificio del hospital y de contratar al personal no sanitario (administrativos, mantenimiento, limpieza). Dejando a las arcas publica deudas millonarias a pagar durante 25 años. Los nuevos hospitales de Madrid costaron 800 millones de euros por lo que el estado deberá pagar 160 millones de euros durante 25 años es decir todos nosotros pagaremos 4 000 millones de euros por unos edificios que costaron 800 millones (cinco veces más). Al ser gestionados por privados los hospitales tienen que dar ganancias convirtiendo la salud en un negocio. Para obtener ganancias ya que el presupuesto es fijo estas empresas optan por recortar camas, salarios, servicios. En estos diez años de gestión privada en Inglaterra las condiciones de trabajo empeoraron drásticamente al igual que los servicios. Según un estudio de la Universidad de Manchester los hospitales gestionados por empresas privadas le costaron el doble que los gestionados por el estado. Si a esto añadimos que cuando el hospital precisa de cambiar algo se lo pide al gobierno que le pague más. En Escocia luego de constatar que este sistema no funciona lo han abandonado volviendo a utilizar el sistema tradicional de gestión pública. Si sabiendo esto seguimos apostando  por el servicio de gestión privada es que respondemos a intereses económicos y no al bienestar de la población. Esto es el enriquecimiento de unos pocos y el sufrimiento de muchos.